Tarjetas de Visita: Qué hacer para obtener el mejor resultado

Tarjetas de Visita: Qué hacer para obtener el mejor resultado

En el mundo digital actual la mayoría de la información fluye a través de pantallas por lo que estar presentes en el mundo físico y volver al sentido más original del tacto se convierte en toda una experiencia. Las tarjetas de visita siguen siendo una herramienta invaluable para establecer conexiones personales y profesionales ya que son portadoras de oportunidades y puertas abiertas a colaboraciones.

Las tarjetas de visita continúan siendo una forma tangible y efectiva de presentarse y dejar una impresión duradera. En este artículo, exploraremos la relevancia continua de las tarjetas de visita en el mundo moderno y cómo pueden potenciar estratégicamente tu red de contactos. Si quieres tener el mejor resultado sigue los siguiente consejos:

1- Sé lo más fiel posible a tu marca:

La tarjeta de visita es a menudo la primera impresión tangible que alguien tiene de ti y tu empresa por lo que seguir una línea acorde con tu marca es de vital importancia para ir creando ese recuerdo duradero que relacione tu establecimiento físico, tus redes sociales y tus tarjetas de visita. 

2- Apuesta por un elemento diferenciador:

Papel con textura, papel natural, acabado soft touch, acabado brillante, esquinas redondas, troquel exterior, troquel interior, perfecta elección del color, barnices, efecto 3D, multicapa… y así podríamos seguir todo el día mencionando tipos de acabados para tarjetas de visita. Nuestra recomendación es que elijas los acabados con cabeza ya que la suma de muchos de ellos no garantiza un mejor resultado pero sí garantiza una subida en el precio.

3- Ten en cuenta para qué se usan:

A veces nos empeñamos en ser muy modernos y agrandar o reducir los tamaños estándar sin tener en cuenta detalles como el hecho de poder llevarlas en el bolsillo o que no sea tan pequeña que se vaya a perder en un descuido. En ocasiones queremos que sean muy, muy, muy resistentes perdiendo de vista que son algo que se entrega una vez y se va con el posible cliente por lo que, atendiendo a una calidad decente, tampoco es necesario que estén hechas de titanio.

4- Haz que el diseño siempre aporte valor:

Una tarjeta visualmente tangible y agradable al tacto es lo mejor que podemos pedir de ella. Para esto debemos tener en cuenta que la información sea legible tanto por el tamaño como por la tipografía de la letra. Además, el juego de colores y acabados es muy importante dejarte asesorar si quieres el mejor de los resultados.

En resumen, las tarjetas de visita siguen siendo una herramienta invaluable. Su capacidad para crear conexiones auténticas, facilitar el networking y dejar una gran impresión las coloca en el centro de las estrategias de marketing personal. La simplicidad y eficacia, bien diseñada continúan siendo insustituibles. Por eso, si quieres tener la mejor tarjeta de visita posible ponte en contacto con nosotros en hola@pimentel.es y podremos ayudarte a que sea una realidad.